sábado, 14 de noviembre de 2015

¡¡¡QUÉ LE COOORTEN LA CABEZAAA!!!

Aunque no hayas leído "Alicia en el país de las maravillas" seguro que reconoces la frase que más le gustaba a la Reina de corazones. Los libros de Lewis Carrol me sirvieron de inspiración para esta mesa dulce  (creo que de las mejores que he hecho hasta el momento) que realicé para el 30 cumpleaños de mi mejor amiga, ya que le encanta.


Como decoración de la mesa dulce hice unas guirnaldas: unas dedicadas a la reina, con corazones y naipes; y otras inspiradas en el sombrero loco, con sombreros y tazas. Después encontré de pura casualidad, en una tienda el día de antes, unos globos blancos con corazones rojos que no dudé en comprar. Cartas repartidas sobre la mesa, un pequeño reloj en homenaje al conejo blanco, un ajedrez ya que el segundo libro de Carroll se basa en movimientos de este juego y no podía faltar uno de los libros. Por último como figura destacable puse un árbol (que es un perchero que tengo) con señales donde ponía "Feliz no cumpleaños" y encima un peluche del gato Chesire.


En cuanto a los dulces hice una tarta basada en la Reina de corazones así que pensé que la mejor tarta para representarla era una "Red velvet", la decoración fueron unos sencillos corazones rojos de fondant y unas miguitas de bizcocho.


Recordando la merienda más loca de la historia unos mini cupcakes de chocolate blanco. Las decoraciones eran unas tacitas de fondant y corazoncitos de zúcar. Y para exponerlos superpuse algunas tazas y platos, queda genial, sobretodo porque la última taza es del Conejo blanco. Además coloqué cerca una tetera.


Unos whoppies de vainilla y ganache de chocolate simulaban las ostritas del cuento de la morsa. En el medio les puse una bolita de azúcar plateada para simular la perlita.


No podían faltar las típicas pastas que hacen crecer o empequeñecer a Alicia. Eran galletas de mantequilla con sabor a naranja con las inscripciones "Cómeme" y "Coge una" grabadas. La presentación fue en un pequeño cofre junto con un reloj.


Y junto a estas galletas, batido de chocolate puesto en botellitas, de las cuales colgaban unas etiquetas que decían "Bébeme". Estaba riquísimo y fresco.


Por último coloqué un árbol con forma de corazón en el que clavé cakepops decorados con fondant como si fueran una rosa.


Ahora os pongo un paso a paso del árbol y los cakepops. Eso sí, recordar ponerle bastante peso a la maceta del árbol, ya que los cakepops pesan bastante por la cantidad de fondant.


1. Recorta dos corazones del mismo tamaño que el corcho en fieltro verde; 2. Pégalos con silicona caliente al corcho por ambas caras; 3. Mide el contorno, recorta una tira y pégala; 4. Coge una brocheta y una maceta; 5. Clava la brocheta en la parte de abajo; 6. Pon algo de peso dentro de la maceta y un corcho para clavar la brocheta, luego recorta un círculo de fieltro del mismo diámetro que la maceta y ponlo encima para taparlo todo; 7. Y ya tienes un arbolito con forma de corazón.

1. Cubre el cakepop con alguna crema, haz una tira de fondant, enrollada y ponla en la parte de arriba; 2, 3, 4. Ahora haz círculos de fondant y colócalos alrededor superponiéndolos; 5. Cubre toda la parte de abajo con fondant.

Y hasta aquí esta mesa de "Alicia" de la cual me quedaré siempre con la cara de mi amiga al entrar por la puerta y verla, es lo mejor de todo.

Como siempre os adjunto abajo un documento con los letreros de la mesa dulce, los cuales los diseñé con las ilustraciones originales del libro, según al personaje que hacían referencia. Además de las etiquetas "Bébeme" y los naipes de la reina de corazones.

Espero que os guste tanto como a mi amiga y recordad que hay un día de cumpleaños pero 364 días de¡ ¡Feliz No Cumpleañoos!!

LETREROS ALICIA Y "BÉBEME"

NAIPES REINA DE CORAZONES

No hay comentarios:

Publicar un comentario